CASO DE ÉXITO: Envases termoformados con material PLA-Premium biobasado y compostable para bollería fresca

Envase termoformado con material PLA-Premium_ADBioplastics

Este material sostenible está destinado a productos frescos de alta rotación, refrigerados o congelados siguiendo la regulación europea. Comparado con el PLA virgen, los grados PLA-Premium consiguen mejorar la resistencia hasta en 7 veces.

Tras la culminación en 2020 de la instalación de su nueva planta industrial ADBioplastics se ha volcado, en los últimos meses, en su departamento de I+D. Y esto se está traduciendo en nuevos casos de éxito. En colaboración con un fabricante de envases de la Comunidad Valenciana ha llevado a cabo la producción de una prueba de concepto para envases termoformados para el sector de la alimentación. Éste se ha realizado íntegramente con material PLA-Premium biobasado y compostable especialmente diseñado para los envases rígidos de bollería y pastelería fresca.

“Aditivamos los grados PLA-Premium en función de las necesidades del cliente para alcanzar las propiedades mecánicas deseadas. En el caso del envase para bollería, se ha utilizado el grado PLA-Premium W 721 – F y está destinado a alimentos frescos de alta rotación, es decir, a temperatura ambiente máximo un mes, refrigerados y/o congelados”, explica Nadia García, R&D Specialist en ADBioplastics. Estos grados potencian las propiedades mecánicas mejorando hasta 7 veces la resistencia, por lo que son menos quebradizos que el PLA virgen, al mismo tiempo que son más procesables y mantienen la transparencia. El producto ha sido ensayado demostrando su compostabilidad industrial. “El objetivo primordial de nuestra startup es ayudar a los clientes a alcanzar los objetivos de sostenibilidad impulsados por la Unión Europea para 2030 y sabemos que estamos en el camino adecuado”, explica Lorena García, Managing Director.

ADBioplastics se dedica al desarrollo y fabricación, a medida, de aditivos y bioplásticos para los sectores de la alimentación, cosmético, textil, impresión 3D y construcción. Los productos son biobasados porque provienen del maíz, la caña de azúcar y/o la remolacha, así como compostables; lo que significa que, en condiciones industriales, se desintegran en sólo seis meses convirtiéndose en CO2, abono y agua. Un proceso que ayudará a cumplir la Directiva de reducción de plásticos de la Unión Europea fijada para 2030 y a fomentar la economía circular. Si quieres conocer más sobre esta startup, entra en www.adbioplastics.com.